“Help”: La casa de las muñecas, Arcos de la Frontera

La casa de las muñecas, Arcos de la Frontera

Estaba subiendo a la azotea cuando sentí un grito desgarrador… María, que venía detrás de mí, dio un salto y se metió en la habitación tapándose la cara horrorizada. Entre sollozos, y presa de un ataque de terror, me contó que allí, a mi espalda, una presencia nos miraba fijamente. Era la imagen de una mujer que, con gesto burlón, seguía nuestros pasos en la supuesta casa encantada…

Siempre he sentido una especial predilección por el misterio de las casas encantadas. Son esos lugares que, cuando los visitas, te provocan una sensación de miedo, algo que me encanta sentir. Había tenido la oportunidad de estar en algunas de las más famosas de España, así que cuando me propusieron ir a la casa de Arcos de la Frontera, “la casa de las muñecas”, no lo dudé ni un instante…

Llegué al atardecer, justo en el momento en el que las sombras se apoderan del mundo. En la puerta me esperaban los dos hermanos pequeños. El encuentro fue muy cálido. La familia Gutiérrez Tejada, gente sencilla y cordial, enseguida me invitaron a entrar y a sentarme en el modesto salón del inmueble. Nada más traspasar la puerta me dio la sensación de que había algo muy “pesado” en el lugar, que hacía que te encogieras. Sin embargo, la familia era buena gente. Tanto el matrimonio como los tres niños estaban llenos de luz. La mayor, Elena, toda una preciosidad; el mediano, Cristóbal, un jovencito reservado y dulce, y José Manuel, el pequeño, un rubio cariñoso, lleno de chispa y vida. Enseguida, alterados ante mi visita, comenzaron a enseñarme la casa, una construcción de dos plantas, realizada aprovechando las antiguas cuevas de la ladera de la montaña donde vivían las familias sin recursos.

En la planta baja había un pequeño salón donde se agolpaban la mesa y las sillas para comer, junto a una televisión antigua. A la derecha, una pequeña cocina, y al fondo, el baño. Del salón salía una escalera que conducía a la habitación principal, la única, donde cuatro camas albergaban los sueños de la familia. Dormían todos juntos para repartirse el miedo que el enclave les provocaba.

Poco más allá, un estrecho pasillo daba entrada a otra escalera que desembocaba en una pequeña azotea. No más de 35 metros cuadrados para vivir cinco seres humanos. En la primera inspección me di cuenta de que la casa presentaba serias grietas que delataban su deteriorado estado. Además había una intensa humedad que calaba hasta lo más profundo de los huesos. Pepi, la madre, me explicó que vivían allí esperando a que el ayuntamiento del lugar les realojase en otra vivienda más digna. “La casa la han visto los arquitectos y está declarada en ruinas. Además, tras esa pared –me dijo indicando el muro del salón– se encuentra la entrada a una cueva donde dicen que hay unas tinajas y unos cadáveres escondidos.

En esos instantes intervino el marido, Cristóbal: “Hace unos meses, los vecinos estaban haciendo obras y encontraron una gran roca. Al retirarla se abrió un gran agujero que comunicaba con la entrada de esa cueva —me indicaba el baño–. Aquí, en la bañera, pudimos ver la piedra y el agujero de entrada a esa gruta”.

No había duda de que aquella vivienda no reunía las condiciones mínimas para habitar una familia, mucho menos numerosa como aquella. Su poder maligno ya había empezado a hacer mella en ellos. Pepi me contó que los tres niños padecían trastornos provocados por las condiciones que soportaban. “El pequeño tiene ataques de asma, y dentro de poco le van a operar del corazón, el médico le ha prohibido hacer esfuerzos. Y la mayor, Elena, está acudiendo al psicólogo para tratarse de la depresión que padece”. La situación no era halagüeña. El lugar reunía todas las condiciones para ser un “lugar maldito”. Amenaza de ruina, cuevas ocultas, humedad… y junto a ello, leyendas que hablaban de cadáveres ocultos enterrados en tinajas tras los muros. Ideal… Sólo faltaban las muñecas para reunir más terror en tan pocos metros cuadrados.

Fuente: “www.todomiedo.cl”

Anuncios

2 comments

  1. I like what you guys tend to be up too. This type of clever
    work and exposure! Keep up the excellent works guys I’ve included you guys to blogroll.

    Nick

  2. I have been concentrating the bulk of my writing to business owners and stressing the importance of finding out about the
    PCI Security Standard and how advantageous
    it can be for their business. Years of development has led to these developers creating website security scanners
    that actually work. Your web hosting company will most likely give you a place where you can go online to pay your bill, change your billing address, add
    new domain names, add a database to your account, add or change email addresses, and many other functions.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s