Autor: Vicente Reyes

“Terra”: La ciclogénesis explosiva del 26-28 de febrero del 2010

LA CICLOGÉNESIS EXPLOSIVA DEL 26-28 DE FEBRERO DEL 2010

Ante los hechos acontecidos durante este fin de semana y ya que se ha puesto de moda el término de ciclogénesis explosiva en los medios de comunicación esta semana os explicaré más o menos el término de ciclogénesis explosiva y la situación acontecida durante la semana pasada:

En primer lugar y antes de describir la situación del fin de semana os explico el concepto de ciclogénesis:

La ciclogénesis es básicamente el proceso mediante el cual nace una borrasca, depresión o ciclón en latitudes medias. Los ciclones son sistemas de bajas presiones en donde el aire gira en sentido contrario a las agujas del reloj en el Hemisferio Norte y en el sentido de las agujas del reloj en el Hemisferio Sur.

Todas las borrascas o depresiones que se forman sufren en mayor o menor medida procesos de ciclogénesis para su creación y desarrollo. Al principio cuando se están creando tienen una estructura en forma de onda con sus sistemas frontales que  se van agrandando con el tiempo. Su mínimo de presión en el centro de la borrasca va descendiendo durante la primera parte del ciclo de su vida.

La clave para que estas ciclogénesis sean consideradas de “explosivas” radica en su velocidad de profundización y en cuánto se profundiza.

Por lo tanto podemos dar como definición de ciclogénesis explosiva aquella que se produce muy rápidamente y a la vez muy intensamente. La depresión o borrasca se forma y profundiza en un corto período de tiempo (creo que un descenso aproximado de 24mb en 24h se considera ciclogénesis explosiva pero de esto no estoy del todo seguro).

Os comento también que lo acontecido estos días no es ningún huracán ni nada parecido esto es un “ciclón extratropical nacido a partir de una ciclogénesis explosiva” o dicho de otra manera una profunda y potente borrasca a la que han denominado “Xynthia”. Los nombres los pone el Departamento de Meteorología de la Universidad de Berlín que nos permite “apadrinar” a las borrascas y anticiclones pagando un precio.

En cuanto a la denominación de “tormenta perfecta” que se ha realizado en los medios de comunicación es totalmente errónea esa afirmación. Este término de tormenta perfecta  viene de la traducción inglesa de “The Perfect Storm” que fue el nombre de una película donde se describía la ciclogénesis súper explosiva que se generó entre el 24 y el 31 de octubre de 1991 al este de los EEUU y sobre el Atlántico Norte.

El 28 de  octubre de 1991, esta borrasca perfecta generó olas y vientos monstruosos. El Servicio Meteorológico de los EEUU la llamó entonces  “La tormenta perfecta”.

Con todos estos datos y aclaraciones vamos a analizar a continuación la situación del 26-28 de febrero de 2010:

Los modelos meteorológicos empezaron a detectar esta situación más o menos a partir del domingo 21, lunes 22 y acertaron con ello. Una baja cálida que nació en la zona de Cuba se desplazó por el Atlántico hacia España e interactuó con una vaguada polar que se encontraba al oeste de la Península Iberica entre Azores y Canarias aproximadamente. Además de esto la dorsal africana también se unió a este cócktel y con ello tuvimos ingredientes suficientes para que se produjera la ciclogénesis explosiva.

Os pongo una imagen del nacimiento de esta baja de origen cálido en la zona de Cuba:

Esta baja nacida el 22 de febrero como ya hemos dicho comenzó a desplazarse por todo el Atlántico hasta que llegó a la zona comprendida entre las islas Azores y las Canarias allí se encontró con la vaguada polar que existía e interactuó con ella apoyada además por la dorsal africana como hemos comentado: Os pongo unas imágenes que explican más o menos lo que ocurrió:

Imagen 1: Baja cálida acercándose a la zona donde más o menos se produciría la ciclogénesis explosiva:

Imagen 2: La baja que se acercaba por el Atlántico interactúa con la vaguada polar y comienza a profundizarse intensamente. En su parte delantera es apoyada por la dorsal africana:

Imagen 3: La interactuación se ha producido y la baja se profundiza muy rápidamente e intensamente (se produce la ciclogénesis explosiva)la potencia de la borrasca comienza a ser importante y los vientos se hacen cada vez más intensos. Además la borrasca va siendo retroalimentada por el aire frío de la vaguada polar:

A pesar de que los mapas son de las previsiones a día 24 (miércoles) ya que he perdido los mapas del día clave esto es más o menos lo que ocurrió al final y que tuvo las consecuencias ya vistas durante el fin de semana de todas formas no llegó a ser tan intenso como se preveía a principios de la semana.

ALGUNOS DATOS DE “XYNTHIA”

Para concluir algunos datos que nos dejó esta borrasca:

Según el análisis preliminar de Aemet la racha máxima de viento registrada se produjo en Cerezo de Arriba a 1880 msnm (Segovia) con 182 km/h el sábado 27 aunque hay datos en los foros de meteored de una racha máxima registrada en la estación de Orduña a 943 msnm (Vizcaya) de 228,3 km/h. En la comunidad de Madrid según este análisis preliminar la racha máxima se alcanzó en el Puerto de Navacerrada con 128 km/h.

En cuanto a las temperaturas fueron extraordinariamente altas en algunas zonas del país debido a que en la parte delantera de la borrasca se arrastraba aire muy cálido, se batieron algunos récords de temperatura para febrero. Un ejemplo en Melilla que se alcanzaron los 34ºC batiendo el récord al igual que en Canarias en donde también se batieron récords. En zonas de Madrid por poner algún dato más se alcanzaron por ejemplo en el Retiro 19,3ºC de máxima o en Alcalá de Henares 21,2ºC de máxima.

Por lo que respecta a las precipitaciones no fueron el meteoro más destacable aunque también hubo que tenerlo en cuenta sobretodo en zonas del norte de la península.

En cuanto a la presión se produjeron espectaculares descensos. Unos ejemplos:  36 hpa de caída de presión en el aeropuerto de las Rozas en 24 horas, 32hpa de descenso en las costas de Pontevedra, Oporto, descenso de 31,7 hpa en 26 horas, Vigo 34,4 hpa en 28 horas etc…

Para finalizar la presión mínima alcanzada por Xynthia fue aproximadamente de 969 hpa aunque de estos datos no estoy totalmente seguro.

Os dejo por último algunas fotografías de la borrasca:

“Terra”: El cohete Atlas-V destruye un sundog

EL COHETE ATLAS-V DESTRUYE UN SUNDOG

Esta semana os voy a mostrar un increíble y único fenómeno óptico que se produjo el pasado jueves 11 de Febrero por la mañana  en el despegue del cohete Atlas-V:

El despegue se produjo sin problemas pero al llegar a cierta altura ocurrió lo que os muestro a continuación (aproximadamente en el 1:54 es cuando ocurre el fenómeno):

Increíble ¿verdad? las ondas que crea el cohete como si tiraras una piedra al agua y la desaparición del pequeño “arco iris” (sundog) que hay a la derecha. En primer lugar antes de describiros lo que ha podido originar este fenómeno os voy a describir en pocas palabras lo que es un sundog para que lo entendais mejor:

Un sundog o “falso sol” es un fenómeno atmosférico que crea puntos de luz en el cielo, a menudo en un anillo luminoso o halo a ambos lados del Sol y está formado por cristales de hielo.

Los sundogs pueden aparecer como una mancha de color a la izquierda o a la derecha del Sol y a la misma distancia sobre el horizonte. Se pueden ver en cualquier época del año y en todo el mundo. Estos sundogs se ven mejor cuando el Sol está más bajo en el horizonte. De todas formas lo mejor para que lo entendais es una imagen:

Fuente de la imagen: http://en.wikipedia.org/wiki/File:Fargo_Sundogs_2_18_09.jpg

Una vez que os he explicado resumidamente lo que es un sundog os doy la posible solución al fenómeno que se observa en el vídeo:

El Atlas-V atraviesa una capa de cirros que están formados por cristales de hielo, dichos cristales de hielo se ven destruidos por el calor que generan los motores del cohete a su paso por lo que al destruirse los cristales el fenómeno óptico desaparece. Ésta es seguramente la solución al misterio de la desaparición del “sundog”

En cuanto a las ondas que se generan es posible que aparezcan debido a la entrada del cohete en la estratosfera, esta entrada provoca esas ondas en el cielo.

Con esto termino esta semana, espero que os haya resultado interesante y la semana que viene más cosas.

“Terra”: Atlas de las nubes: Nubes de desarrollo vertical

ATLAS DE LAS NUBES: NUBES DE DESARROLLO VERTICAL

Esta semana para acabar nuestro atlas de las nubes os muestro las nubes de desarrollo vertical. En primer lugar una descripción general de ellas:

Esta familia de nubes podríamos denominarla “interpuesta entre niveles”. Son nubes con un desarrollo vertical tan intenso que sobrepasan la linde entre niveles, es decir, pueden hallarse a ras de suelo (frontera inferior de la nube a 0 km) y llegar a alturas de 13 km. Su nombre porta la sílaba nimb- (del latín nimbus =nube de lluvia). Son nubes que ocupan por lo tanto como decimos alturas bajas, medias y altas.

A continuación os describo los distintos géneros que existen:

CUMULUS: (Cúmulos):  Son nubes aisladas, por lo común densas y bien delimitadas que se desarrollan en vertical en forma de protuberancias, cúpulas o torres, cuya cima abultada suele parecerse a una coliflor. Las partes de estas nubes iluminadas por el Sol son a menudo de un blanco resplandeciente. La frontera inferior es bastante oscura y horizontal. A veces los cúmulos aparecen desmembrados.

Como apunte deciros que este género de nubes podría colocarse dentro de las nubes bajas (por lo menos los cumulus humilis y los cumulus mediocris, que a continuación describiremos) ya que estas nubes no consiguen desarrollarse lo suficiente para catalogarlas como “nubes interpuestas entre niveles” pero bueno como son nubes de desarrollo las pondremos aquí también.

Dentro de este género encontramos las siguientes clases:

CUMULUS HUMILIS: (Cúmulo bajo): Son cúmulos con un escaso desarrollo vertical que normalmente se muestran aplastados. El desarrollo de la nube no supera los 1000m de altura. Suele ser la típica “nube del buen tiempo” que vemos en las tardes de verano.

CUMULUS MEDIOCRIS: (Cúmulo mediano): Son cúmulos de desarrollo vertical moderado cuyas cimas presentan protuberancias bastante pequeñas. Su desarrollo está entre los 1000 y los 2000m de altura.

CUMULUS CONGESTUS: (Cúmulo concentrado): Son cúmulos con protuberancias muy desarrolladas y, a menudo, de gran extensión vertical. Su cima es muy abultada y suele parecerse a una coliflor. El desarrollo de la nube puede superar con creces los 2000m de altura.

CUMULUS CONGESTUS PILEUS: (Cúmulo concentrado  con casquetes nubosos). Esta nube tiene la misma descripción que el congestus pero con la diferencia de que ésta tiene pequeños casquetes nubosos en forma de lente en la parte superior de la nube.

CUMULUS FRACTUS: (Cúmulo desmembrado): Son cúmulos que presentan en forma de jirones irregulares de claro aspecto desgarrado.

Otro género:

NIMBOSTRATUS: (Nimboestrato): Son capas de nubes grises, a menudo oscuras que suelen conllevar lluvias o nevadas persistentes. Se trata de una capa tan densa que el Sol no llega a verse. Debajo de la capa aparecen con frecuencia nubes bajas desmembradas que pueden desarrollarse con ella. Un fenómeno óptico frecuente con estas nubes es el arco iris.  Estas nubes son las que nos traen esos típicos días lluviosos de otoño.

Dentro de los nimboestratos sólo podemos distinguir la clase “nimbostratus pannus”  que significa nimboestrato con jirones, es decir, con nubes bajas desmembradas como ya hemos dicho anteriormente.

CUMULONIMBUS (Cumulonimbos):Es la nube madre por excelencia,  abultada y densa de desarrollo vertical considerable en forma de montaña elevada o de gran torre. Al menos en parte, la región superior suele mostrar formas planas, o es fibrosa o estriada y casi siempre aplastada. Esta zona se despliega a menudo en forma de yunque o como un gran penacho. Los cumulonimbos contienen todo tipo de partículas nubosas.

Dentro del género del cumulonimbo encontramos las siguientes clases:

CUMULONIMBUS CAPILLATUS INCUS: (Cumulonimbo cabelludo con yunque): Es la típica gran nube de tormenta que presenta en su parte superior una inmensa estructura a modo de “paraguas” , se le denomina capillatus porque presenta una estructura fibrosa y se le llama también incus porque en su parte superior se presenta una estrutura a modo de yunque. Un ejemplo:

CUMULONIMBUS CALVUS: (Cumulonimbo liso): Son cumulonimbos que no avanzan hasta la tropopausa, sino que se detienen en su desarrollo antes de llegar a ella. Las masas de aire en proceso de expansión y congelación tampoco se ven obligadas a adoptar forma de yunque, sino que crean una capa más o menos homogénea en la parte superior de la nube.  Un ejemplo de calvus:

CUMULONIMBUS ARCUS: (Cumulonimbo en forma de arco): Es un cumulonimbo muy hermoso pero a la vez uno de los más amenazantes que hay en el cielo. Éstos presentan una forma de arco a lo largo del cielo y detrás de este arco las precipitaciones suelen ser muy intensas y acompañadas a veces de granizadas y fuertes vientos. Un ejemplo de arcus:

CUMULONIMBUS MAMMA O MAMMATOCUMULUS: (Cumulonimbo con senos o mamas): Son cumulonimbos de gran belleza al igual que los arcus. Éstos se llaman mamma porque de su base penden “bolsas de lluvia”, también llamadas bolsas de tormenta y se presentan a modo de saquitos o senos. Lo mejor para que las entendais es una imagen que os pongo a continuación:

CUMULONIMBUS VIRGA: (Cumulonimbo con estrías de precipitación):  Son cumulonimbos que se encuentran en proceso de desvanecimiento y que presentan estrías de precipitación. Lo mejor para ilustrarlas una imagen:

CUMULONIMBUS CAPILLATUS VIRGA PRAECIPITARIO: (Cumulonimbo cabelludo con estrías de caída de precipitación): Como muy bien indica su propio nombre son cumulonimbos deshilachados con estrías de precipitación. Una imagen para entenderlo:

Y con esto finalizamos nuestro atlas de las nubes, espero que os haya llamado la atención y la semana que viene seguiremos con nuevos temas.

“Terra”: Atlas de las nubes: Nubes Bajas

ATLAS DE LAS NUBES: NUBES BAJAS

Esta semana continuando con el atlas que os prometí os muestro la clasificación de las nubes bajas:

En primer lugar como siempre una descripción general:

Son nubes con fronteras inferiores situadas entre el suelo y 2km. Estas nubes sólo portan agua líquida y son las que más caracterizan nuestro concepto de nube.

A continuación os muestro los diferentes géneros de nubes bajas que existen en la clasificación internacional:

STRATOCUMULUS: (Estratocúmulo): Manchas, bandas o capas de nubes grises y/o blanquecinas casi siempre con partes oscuras compuestas por bancos en forma de mosaico así como concentraciones, rodillos etc… carentes de estructura fibrosa y pueden aparecer soldadas entre sí. En estas nubes escasean los fenómenos ópticos. Presentan a menudo un contorno impreciso, a menudo desdibujado, y en ellas no se aprecia el nivel de condensación.

Dentro de esta clase podemos encontrar distintas subclases:

STATOCUMULUS STRATIFORMIS: (Estratocúmulo estratiforme): Tienen un aspecto en forma de concentraciones neblinosas sin contorno definido, sin un nivel de condensación apreciable y sin hinchamiento (de coliflor, al estilo de las nubes de desarrollo).

STRATOCUMULUS STRATIFORMIS PERLUCIDUS: (Estratocúmulo estratiforme transparente): Son como una especie de cúmulos dispuestos en horizontal pero que se encuentran en el nivel más bajo de altura. Su forma y estructura es sin contornos pronunciados, sin una frontera inferior lisa y sin abultamiento (a modo de coliflor).

STRATOCUMULUS STRATIFORMIS UNDULATUS: (Estratocúmulo estratiforme ondulado): Son nubes sueltas en forma de rodillo que se distrubuyen en largas sucesiones como las olas en el mar. Estas nubes onduladas se forman cuando el aire caliente invade aire frío con una velocidad distinta a la de este último.

Dentro de esta misma variedad encontramos el “stratocumulus stratiformis undulatus translucidus” que es igual que el ya descrito pero con la pequeña diferencia de que en éste se puede apreciar bien la posición que ocupa el Sol en el cielo, por eso pertenece a la sublase “translucidus”.

“Undulatus”

“Undulatus translucidus”

STRATOCUMULUS LENTICULARIS: (Estratocúmulo lenticular): Normalmente los estratocúmulos se suelen diferenciar mal de los altocúmulos y este género es un ejemplo claro de ello. Esta nube se puede confundir con el altocúmulo lenticular pero la diferencia radica en que el estratocúmulo lenticular se halla en el nivel de las nubes bajas y si no conseguimos tener suficientes datos de su altura habrá que fijarse en su desarrollo que si es grande entonces deberemos de catalogarlo de estratocúmulo. En cuanto a su descripción y formación es la misma que en el caso de las nubes lenticulares a media altura descritas la semana pasada.

STRATUS: (Estratos): Son capas nubosas totalmente grises con una frontera inferior casi uniforme que puede generar llovizna. Cuando el Sol se ve a través de las nubes, su contorno aparece bien perfilado. Los fenómenos ópticos escasean. A veces los estratos se presentan en forma de velos deshilachados.

Estas nubes consisten en gotitas de agua normal, y en algunos casos sobreenfriada.

Las distintas clases de estratos que recoge la clasificación internacional son las siguientes:

STRATUS NEBULOSUS OPACUS: (Estrato nebuloso opaco): Este tipo de nube digamos que es la típica niebla que suele haber durante las mañanas otoñales e invernales. Le corresponde la subclase opacus porque no deja ver en absoluto la luz del Sol.

STRATUS NEBULOSUS TRANSLUCIDUS: (Estrato nebuloso translúcido): Este estrato tiene la misma descripción que el anterior pero con la diferencia de que a través de él se puede divisar la posición del Sol, por eso se le denomina “translucidus”. Tanto uno como otro representan las típicas nieblas.

Con esto finaliza la clasificación de las nubes bajas.

“Terra”: Atlas de las nubes: Nubes Medias

ATLAS DE LAS NUBES: NUBES MEDIAS

Esta semana y continuando con el atlas de la semana pasada os voy a mostrar las nubes medias, su descripción y tipos. Espero que os guste:

Para comenzar una descripción general de las mismas:

Las nubes medias se sitúan a una altura de la atmósfera donde las temperaturas suelen tener valores por debajo de 0ºC, pero donde las gotitas de las nubes no están congeladas como pasaba en las nubes altas. Por lo tanto consisten en su mayoría en agua sobreenfriada de ahí que por lo común presenten una estructura diferente a la de las nubes altas: estas ya no adoptan forma de plumas, copos o cilindros ni, en el caso de las estratiformes, una estructura estriada u homogénea. Son bastante más densas que las nubes altas y, por tanto, exhiben sombras. Suelen mostrar con claridad estructuras onduladas o arqueadas. Las nubes medias de estructura ondulada indican con frecuencia un empeoramiento del tiempo inminente.

A continuación os mostraré los diferentes géneros de nubes medias, clases y subclases que existen en la clasificación internacional:

1) ALTOCUMULUS: (Altocúmulos): Manchas, bandas o capas de nubes blancas y/o grises, en general, con sombras propias, compuestas por partes laminadas o concentradas, rodillos etc… que en ocasiones presentan un aspecto fibroso o difuso. Pertenecen a las denominadas nubes mixtas, las cuales portan a la vez cristalitos de hielo y gotitas de agua sobreenfriada. Escasean en ellas los fenómenos de halo.

Dentro del género altocúmulo a su vez nos encontraremos las siguientes clases:

ALTOCUMULUS STRATIFORMIS UNDULATUS:  (Altocúmulo estratiforme ondulado):  Son nubes medias cumuliformes que como presentan una disposición horizontal se incluyen en la clase estratiforme y dentro de esta clase como se distribuyen siguiendo ondulaciones se subclasifican en onduladas. Dentro de esta variedad de nube encontramos también el tipo de nube “Altocumulus Stratiformis Undulatus Radiatus” que es igual que la explicada pero con otra subclase más “radiatus” que significa que además están dispuestas al observador en abanico. Una imagen de ejemplo:

ALTOCUMULUS  STRATIFORMIS TRANSLUCIDUS PERLUCIDUS: (Altocúmulo estratiforme translúcido con intersticios transparentes): Son nubes que se presentan a media altura dispuestas en bandas o en horizontal (altoestrato estratiforme) y que además dejan apreciar con claridad la ubicación del Sol o de la Luna (translúcidos). Por último se le llama perlucidus porque estos campos de nubes exhiben huecos que dejan ver el cielo azul. Una imagen de ejemplo:

ALTOCUMULUS CASTELLANUS: (Altocúmulo almenado): Son pequeñas nubes a modo de protuberancia que se disponen en línea, como una sarta de perlas, sobre un banco de nubes soldado y alargado. Alcanzan alturas entre 4000 y 6000 metros. La variedad castellanus es un gran “profeta meteorológico” ya que cuando el cielo por la mañana temprano exhibe esta variedad de nube casi en un 100% podemos contar con que habrá tormentas. Una imagen:

ALTOCUMULUS FLOCCUS: (Altocúmulo en forma de copo): Son nubes en forma de borra, copo o burbuja. Digamos que es el típico “cielo aborregado” que se nombra en el lenguaje popular. Dentro de esta clase encontramos también la subclase “floccus virga, virga significa estrías de precipitación” que a primera vista parecen recordar a la variedad de “cirros en forma de gancho o cirrus uncinus” pero que en realidad son auténticos “floccus virga” ya que su altura las ubica dentro de las nubes medias. Para ubicarlas dentro de las nubes medias hay que observarlas al natural, puesto que en una fotografía cuesta valorar a qué altura se hallan. Unas imágenes:

“Floccus”

“Floccus Virga”

ALTOCUMULUS LENTICULARIS: (Altocúmulo lenticular, con forma de lente): Son nubes en forma de lentejas o almendras y que recuerdan muchas veces a un “platillo volante”, son a menudo muy alargadas y de contornos bien definidos. Estas nubes aparecen sobretodo por influencias orográficas, sobretodo en la cara sur de las grandes cordilleras como el Sistema Central, los Pirineos, la Cordillera Cantábrica etc… se suelen formar cuando hay viento fuerte. Este viento intenso choca contra las grandes cordilleras y al chocar el viento da lugar a movimientos ondulatorios, en estos movimientos ondulatorios es donde se forma esta nube. También existe la subclase “Altocumulus lenticularis duplicatus” que es igual que el ya descrito pero “duplicado”. Una imagen:

2) ALTOSTRATUS: (Altoestratos): Bandas nubosas grises o azuladas de aspecto estriado, fibroso o uniforme, que cubren el cielo de forma parcial o total y que en zonas localizadas son tan finas que permiten entrever el Sol. Los fenómenos de halo ocurren rara vez en estas nubes.

Dentro de este género de nubes encontramos las siguientes clases:

ALTOSTRATUS OPACUS: (Altoestrato opaco): Es un estrato a media altura sin huecos, continuo y extenso, carente de estructura definida y con una coloración uniforme tras el cual permanece oculto el Sol. Una imagen:

ALTOSTRATUS UNDULATUS: (Altoestratos ondulados). Son nubes estratificadas que se extienden por todo el cielo visible Está compuesta de ondas regulares, es clara y deja pasar la luz. A veces cuesta distinguir los altostratus de los cirrostratus. En estos casos hay que prestar atención a la posible formación de sombras y de halos. Si se dan ambos fenómenos o solo uno de ellos se trataría sin duda de cirrostratus. Una imagen:

ALTOSTRATUS TRASLUCIDUS: (Altoestrato translúcido): A través de estas nubes se percibe bien en qué punto del cielo se encuentra el Sol. Sin embargo salta a la vista que el Sol sólo se aprecia como una mancha clara de contornos desdibujados, deshilachado. Esto indica que el altocúmulo contiene una cantidad considerable de cristales de hielo. Estas nubes a menudo suelen ser el preludio a la lluvia. Una imagen:

Con esto finaliza la clasificación de las nubes medias. La semana que viene más.

“Terra”: Atlas de las nubes: Nubes Altas

ATLAS DE LAS NUBES: NUBES ALTAS

Esta semana y en las sucesivas os quería mostrar un pequeño atlas de las nubes para los curiosos, para los que les llame la atención este tipo de cosas, para los que quieran aprender y también para que así cuando vayais a salir a la calle y mireis al cielo digais “voy a sacar el paraguas porque esas nubes traen lluvia” o “no hay problema con la lluvia, estas otras nubes no son peligrosas”. Aprender a interpretar lo que el cielo y lo que cada tipo de nube nos dice es una de las cosas que prioritariamente debe de aprender cualquier aficionado a la meteorología y cualquiera al que le guste observar el cielo.

Esta semana comenzaré mostrandoos los tipos de nubes altas. Para empezar os haré una descripción general:

Estas nubes alcanzan alturas por encima de los 13 km. En esas zonas son normales temperaturas de alrededor de -40ºC o incluso -50ºC y esto da lugar a 2 cosecuencias:

1) Como el aire frío no puede llevar tanta agua como el aire caliente, a estas alturas sólo puede condensarse una pequeña cantidad de vapor de agua, de ahí que las nubes altas sean tenues y a veces muy transparentes.

2) Como a esas alturas las temperaturas como ya hemos dicho son muy bajas, las nubes altas consisten de manera exclusiva en cristales de hielo. Por ello muchas veces estas nubes al refractar y reflejar la luz solar ( y, con menor frecuencia, la de la Luna) dan lugar a fenómenos de halos, anillos etc etc alrededor de ambos.

A continuación os mostraré los tipos de nubes altas que hay en la clasificación internacional:

1) CIRRUS: (Cirros). Nubes aisladas en forma de filamentos blancos y delicados, o de manchas blancas en su totalidad o en su mayoría. Presentan un aspecto fibroso (como cabellos o colas de caballo). Si se presentan aisladas nos indican buen tiempo pero si las vemos que avanzan de forma organizada y poco a poco van aumentando incluso espesándose nos indican la mayoría de las veces que el tiempo va a empeorar y se acercan las lluvias.

Dentro de los cirros a su vez distinguimos varios géneros:

CIRRUS UNCINUS:  ( cirro en forma de gancho).  Son cirros con frecuencia en forma de coma, se asemejan a ganchos, flecos, o colas de caballo. Dentro de ellos podemos encontrar la subclase “intortus” que significa enmarañado, son iguales a los ya descritos pero con la particularidad de que éstos parecen retorcerse o enmarañarse como en una trenza. Una imagen:

Uncinus intortus:

CIRRUS FIBRATUS: (Cirro en forma de hebras). Estos cirros al igual que los anteriores consisten en filamentos alargados de grosores diversos pero a diferencia de los anteriores no presentan la terminación característica en forma de gancho, o cola de caballo. Dentro de éstos podemos encontrar las subclases “radiatus” que significa radiado, están totalmente organizados y se parecen a los radios de una rueda y la subclase “vertebratus” que significa vertebrado, que se parecen a un esqueleto alargado.

Un vertebratus:

CIRRUS SPISATUS: (Cirros compactos, espesos). Esta subclase de cirros se presentan en el cielo de una manera densa. En este caso ya no muestran esa blancura brillante típica de los cirros. Una imagen:

CIRRUS CASTELLANUS: (Cirros almenados). Este tipo de cirros son un banco de nubes plano del que parten pequeñas prominencias nubosas parecidas a las almenas de un castillo.

CIRRUS FLOCCUS: (Cirros en forma de copo). Estos cirros adoptan al contrario que los que hemos descrito anteriormente, una forma abultada y se parecen a un gran copo de nieve o a una borra de algodón.

2) CIRROCUMULUS: (Cirrocúmulos): Mancha, bandas o capas de nubes tenues y blancas sin sombra propia que consisten en fragmentos nubosos muy pequeños unidos entre sí o aislados y de aspecto granulado y que presentan una disposición más o menos regular. Estas nubes están también compuestas de minúsculos cristales de hielo y excepcionalmente portan gotitas de agua sobreenfriadas.

Dentro de los cirrocúmulos tenemos una subclase:

CIRROCUMULUS STRATIFORMIS UNDULATUS: (Cirrocúmulo estratiforme ondulado): La descripción de esta nube es la que tenemos arriba con la particularidad de que en esta subclase se apreciarían estructuras onduladas, de ahí lo de undulatus.

3) CIRROESTRATUS: (Cirroestrato): Velo nuboso blanco y transparente de aspecto fibroso o liso y neblinoso que cubre el cielo de manera total o parcial, y, por lo común, da lugar a fenómenos de halo (anillos alrededor del sol o la luna).

Dentro de los cirroestratos distinguimos 2 subclases:

CIRROESTRATUS FIBRATUS: (Cirroestrato fibroso): Es como un cirro pero en forma de estrato. Se trata de una nube muy tenue, tanto que el sol llega a proyectar sombras a través de ella. Los cirroestratos pueden presentar una estructura fibrosa, estriada de ahí lo de fibratus. Este tipo de cirroestrato suele anunciar con gran probabilidad un empeoramiento inminente del tiempo.

CIRROESTRATUS NEBULOSUS: (Cirroestrato nebuloso): Este cirroestrato es el más fácil de reconocer por la gente ya que es el tipo de nube que da lugar a la aparición de un halo o anillo alrededor del sol o de la luna. Siempre que veamos ese típico anillo alrededor del sol podemos decir sin dudar que estamos ante un cirroestrato nebuloso.

Con esto finaliza la clasificación de las nubes altas, la semana que viene más.

“Terra”: Ruta por la sierra: Gandullas-Piñuecar

RUTA POR LA SIERRA: GANDULLAS PIÑUECAR

Tras el parón de navidades y para empezar este nuevo año os muestro una pequeña ruta que para los amantes de la naturaleza y sobretodo de la montaña es muy recomendable de realizar por su belleza. Es una ruta que sólo se encuentra marcada hasta coronar el “cerro de piñuecar” a partir de ahí digamos que la “inventamos” nosotros pero merece la pena de realizar como os digo:

Este es el mapa que representa el recorrido:

La ruta como vemos en el mapa es circular y tiene una longitud aproximada de 9,34kmts que se puede realizar fácilmente en 4 horas, 4 horas y media con parones para descansar y reponer fuerzas:

A continuación os describo más o menos lo que es el recorrido que realizamos el día 9 de enero:

Comenzamos a aproximadamente 1000 metros de altitud en la localidad de Gandullas (Madrid) y nos dirigimos hacia un camino que se encuentra por detrás de la iglesia, lo seguimos sin desviarnos durante aproximadamente 30 minutos con mucho frío y con ventiscas de nieve que se cernían sobre nuestras cabezas y una vez dejado atrás este camino nos desviamos hacia la izquierda en dirección a nuestro primer desafío que es el “cerro de piñuecar”.  Comenzamos a ascenderlo por su vertiente sur con dificutad por la nieve existente en sus laderas y por el frío y la ventisca que sufríamos al ascender. Estas son algunas de las fotografías que pudimos hacer mientras ascendíamos:

Esta concretamente pertenece al inicio de la ascensión mirando hacia atrás:

Una vez logramos coronar la cima a 1222 metros de altitud nos dispusimos a realizar un pequeño descanso y a comer en el búnquer que hay arriba así ahí dentro nos protegíamos del frío y la nieve:

Alguna foto del paisaje desde allí arriba:

Una vez comimos y descansamos nos dispusimos a descender el cerro hacia la localidad de Piñuecar que se encuentra en la base del cerro en su vertiente noreste aproximadamente. Una vez llegamos al pueblo lo cruzamos entero y tomamos la orilla de la carretera de Piñuecar hasta llegar al cruce con la carretera de Gandullas-Montejo, una vez llegamos allí seguimos la nueva carretera en dirección a Montejo hasta llegar un poco más adelante a un puente sobre el río Madarquillos. Allí dejamos la carretera a un lado y descendemos al río para seguir su curso durante un buen rato hasta llegar a la desembocadura de éste con el embalse de Puentes Viejas. Este recorrido es de los más bonitos de la ruta sobretodo con nieve y con un río que bajaba con mucha agua. Os pongo una imagen del río:

Una vez llegamos a la desembocadura del río con el embalse nos encontramos con una sorpresa inesperada…..el embalse estaba congelado en su parte inicial y nos dejaba preciosas estampas como esta:

Tras seguir avanzando a lo largo de la orilla del embalse durante un buen rato más o menos al llegar de nuevo a la altura de la localidad de Gandullas nos dispusimos a dejar el embalse atrás y a ascender la cuesta que había para llegar tras andar un rato más a nuestro punto inicial.

Y esto es más o menos la explicación de la ruta, espero que os guste y que probeis a hacerla alguna vez.